5 pasos para hacer una web para empresas del sector industrial

En este post vamos a tratar de resumir los 5 pasos más importantes necesarios para hacer una web para empresas del sector industrial.

En Industria WEB, como nuestro propio nombre indica, nos hemos orientado hacia las industrias de forma preferente. Naturalmente nuestros clientes no sólo son industrias, también hay empresas de consultoría y empresas de distribución entre otras, aunque ciertamente, sus clientes finales suelen ser industrias.

¿Por qué hacemos la distinción entre empresas e industrias a la hora de abordar un desarrollo web?

webs para industrias y empresas

Realmente ambas son empresas, puesto que trabajan generando productos y servicios para sus clientes, pero cuando hablamos de industrias, estamos definiendo dos aspectos clave:

a) Sus clientes son otras empresas.

b) Producen bienes o servicios.

Primeramente al dirigirnos a otras empresas, el lenguaje y la metodología para captar el lead es diferente que en el caso de centrarnos en el gran público.

Y en segundo lugar, el hecho de producir hace que se emplee una terminología muy concreta para cada sector, aunque, como luego verás, no es oro todo lo que reluce. Por lo tanto, la estrategia es muy de nicho.

Además nosotros venimos mayoritariamente de la industria, por lo que es donde más cómodos nos sentimos.

Ahora ya sin mas, vamos a descubrir cuáles son, bajo nuestro criterio, los 5 pasos para hacer una web para empresas del sector industrial.

Paso 1: Conocer el sector de la empresa para la cual vamos a diseñar la web.

Éste es uno de mis pasos favoritos. Exige tener mucha capacidad de abstracción ya que es imposible ser experto en todas las ramas de la industria. Por lo tanto deberemos de ser capaces de quedarnos con los aspectos más estratégicos para así poder:

Entender los procesos productivos y su importancia.

En nuestro trabajo de desarrollo, uno de los pilares es la creación de contenidos. Aunque nuestro cliente nos lo suele facilitar, debemos de tener idea de sobre qué estamos escribiendo. Hay que aprovechar nuestro desconocimiento para dejarnos sorprender y no caer en la rutina del cliente.

De esta forma, nos aproximamos más al cliente final, quien conoce bien el producto, ya que lo consume, pero desconoce muchos aspectos de su producción.

Conocer el lenguaje empleado en el sector

El léxico propio de cada sector será el pilar del keyword research o búsqueda de palabras clave. Aunque he de hacerte una advertencia: cuidado y no te lo tomes al pie de la letra. Ten en cuenta que la web va dirigida al cliente final y no al sector de tu cliente. Por eso el siguiente paso es clave.

Paso 2: Conocer al cliente final de la empresa cuya web estamos desarrollando.

Siguiendo con el punto anterior, donde hablábamos del lenguaje empleado en el sector, hay que tener cuidado y comprobar que el cliente maneja el mismo lenguaje. De lo contrario, el análisis de palabras clave puede hacer que todo el trabajo de desarrollo posterior sea inútil.

Pero no sólo inútil, puede hacer que nuestra web, con suerte, sólo la encuentren los proveedores y posiblemente, la competencia, pero no el cliente objetivo.

Como ejemplo os voy a mencionar el caso de Mipesa. Mipesa es una empresa de mecanizado de piezas. De hecho una de las principales keywords es “mecanizado de piezas”, pero nuestros clientes buscan otros términos además de ése. Concretamente, dependiendo de qué sector provengan, puede que ni siquiera lo empleen, por el sencillo hecho de que en su sector o en su empresa no es común.

El caso concreto se dio cuando, hablando con un cliente nuevo que nos había encontrado, nos dijo que los términos de búsqueda utilizados habían sido “fabricación de piezas metálicas” y que naturalmente no estábamos en la primera posición, de hecho ni siquiera estábamos en la primera página.

A partir de ese momento, tomamos la decisión de comenzar a posicionar ese término y sus sinónimos y derivados. A día de hoy, aparecemos en primera posición por dicha keyword. Lo que viene también a demostrarnos que hay que seguir investigando, hasta incluso después de finalizar la página web. Y que es posible reconducir el posicionamiento hacia otras palabras clave.

Otro aspecto, dentro del conocimiento del cliente es el llamado “pain point” o punto de dolor. En pocas palabras se trata de saber qué es aquello que le preocupa y que por lo tanto, le va a llevar a hacer búsquedas. Normalmente esto va enlazado con el punto siguiente, ya que un problema puede venir dado por la debilidad o deficiencia de nuestros competidores.

Si nos dedicamos a la venta y distribución de algún producto químico y detectamos que otros productos similares, están causando problemas de cualquier tipo en los clientes, elaborar un post o esgrimir argumentos que respondan a ese problema, con total seguridad, hará que captemos tráfico de visitas de potenciales clientes.

Paso 3: Conocer a la competencia online de nuestro cliente.

Nuevamente enlazamos con el punto anterior y no sólo por lo ya expuesto sobre los “pain points” de nuestros potenciales clientes. También hemos de buscar la forma de ofrecer información sobre nuestros productos, apoyándonos en aspectos que nuestros competidores hayan descuidado y que, consideremos importantes en el proceso de decisión de nuestros clientes.

Además es vital, en el proceso de análisis de palabras clave, conocer qué términos está utilizando nuestra competencia para posicionar sus productos y servicios, saber qué tráfico les está reportando y por lo tanto, podremos mejorar ese posicionamiento y adueñarnos de dicho tráfico.

Pero no olvidemos que posiblemente ellos contraataquen y de ahí lo que comentábamos en el punto 2. Es importante no caer en el error de crear la web, posicionarla y echarnos a dormir. Un adecuado seguimiento de los rankings de las diferentes palabras clave, nos indicará qué está pasando en la red. No sólo por que los competidores o nuevos actores estén tratando de pelear por un término, sino también por los cambios en el algoritmo de Google.

Paso 4: Conocer el estilo empleado en el sector de nuestro cliente.

Ya tenemos las palabras clave a todos los niveles, sabemos quiénes son nuestros competidores en la SERP y conocemos qué términos están empleando para posicionarse.

Ahora es aconsejable darse una vuelta por sus páginas, ver sus diseños y descubrir cómo se mueve el sector. En definitiva, concluir si existe algún patrón común que haga que los clientes de dicho nicho de mercado, se sientan cómodos o lo identifiquen como propio del sector.

Esto no quiere decir que debamos a adoptar un diseño a ciegas y ya está. Hay muchos sectores que están francamente anclados en el pasado y su solución es pasar directamente del papel a la web. En este caso, es aconsejable innovar pero con cuidado. Es importante marcar una clara diferencia con la competencia pero dejando claro al cliente que en esta web encontrará lo que ha venido a buscar, asegurándonos de que cada cosa esté en su sitio.

Todos reconocemos a distancia una farmacia, un horno o un estanco. Por qué… por los colores, el tipo de letra, etc… Pues en internet pasa algo muy parecido. Tan sólo hay que visitar páginas de inmobiliarias, de software o de ropa. Además del estilo, deben de dejar muy claro qué es lo que ofrecen, de modo que un usuario, lo identifique en menos de un segundo.

Paso 5: Descubrir los influencers de ese sector industrial.

Ya tenemos nuestra web en marcha, pero no sólo de keywords vive el hombre. En nuestro podcast número 13 y 14 hablamos sobre link building. Y eso es lo que pretendemos ahora: conseguir que los principales sitios de referencia e influencers se fijen en nosotros, nos pongan enlaces y así consigamos aumentar la autoridad de nuestro sitio.

La mayoría de sectores cuentan con webs de referencia. Estos sitios los podemos clasificar en:

analisis de palabras clave
  • Asociaciones.

Son normalmente asociaciones empresariales que aglutinan empresas de un sector. Aunque no suelen ser lo ideal para atraer tráfico, ya que los clientes finales no se mueven por ellas, sí que aportan gran valor, al poseer una autoridad notable. Es decir, el objetivo de publicar artículos con enlaces hacia nuestra página es aumentar nuestra “credibilidad” con respecto a los motores de búsqueda.

  • Revistas.

Pese a tener también una notoriedad importante en lo referente a buscadores, sí que suelen ser un canal muy válido para atraer potenciales clientes. Si nos dedicamos a la fabricación de máquinas para el sector horeca, es vital aparecer en estas publicaciones. Nuestros potenciales clientes están suscritos a ellas, pendientes de novedades. Por lo tanto, publicar artículos de interés con mucho valor añadido, tendrá un doble efecto: autoridad y visitas.

  • Portales sectoriales.

El caso es similar al de las asociaciones, únicamente que deberemos de medir con más cuidado la autoridad del sitio, para decidir si aparecer en ellos o no. Claro está, si aparecer en ellos y publicar artículos no supone coste y todo el esfuerzo se limita a la tarea de reducción, no te lo pienses. Eso sí, asegúrate de que las temáticas de dichos portales y los de tu sitio estén relacionados.

Esperamos que este episodio te haya aportado algo de valor y recuerda que estamos a tu entera disposición para hacer que los clientes empiecen a llamar a tu puerta. Te esperamos para poner en práctica los 5 pasos para hacer una web para empresas del sector industrial.

Os recordamos que de todos los temas tratados en este post, tenéis uno individual en nuestro blog. Y, por supuesto, sus podcast correspondientes en los enlaces adjuntos a continuación.

Éste y todos nuestros posts los comentamos en las principales plataformas de podcasting. No te los pierdas.

2 comentarios en “5 pasos para hacer una web para empresas del sector industrial”

Deja un comentario