Los contenidos

Bueno, hemos ido recorriendo diferentes aspectos hasta llegar a hablar de los contenidos de la WEB.

Permítenos que, un día más, hagamos una retrospectiva para centrarnos y saber dónde estamos y cuánto camino nos queda aún por recorrer.

Ya sabemos cuál es nuestro negocio y hemos identificado nuestros buyer persona y sabemos, más o menos, cuál es su customer journey.

En base a eso hemos invertido un montón de horas y esfuerzo en determinar cuáles son las palabras clave que emplean nuestros clientes para buscar negocios como el nuestro.

También hemos planteado cuál será la estructura que queremos que tenga nuestra web. Aunque, llegado el momento, podremos imprimir algún cambio con el fin de mejorarla.

Por otro lado, en el podcast anterior, vimos también qué es experiencia de usuario, la diferenciamos de usabilidad y estamos pues ya en disposición de empezar a trabajar sobre la web.

¿Qué son los contenidos de una WEB?

Aunque es una pregunta que aparentemente tiene una respuesta obvia, consideramos que es necesario realizar una serie de apreciaciones y puntualizaciones.

El contenido es TODO, repito, TODO aquello que va a contener nuestra web y que estará abierto a nuestros visitantes. Ya sean personas o robots. Cuando decimos robots nos referimos al crawler, bots….

Este punto en el que decimos que el contenido de tu WEB vale tanto para personas como para robots, quiere decir que nos va a obligar a diseñar esos contenidos para ambos.

Los contenidos de una web

Los contenidos pues lo forman los textos y los elementos multimedia (botones, imágenes, vídeos, etc…). Recordad que todos estos elementos multimedia tienen atributos que son interesantes para el posicionamiento.

Pero cuidado, los textos los podemos encontrar no sólo en los párrafos, sino también en los headings o encabezados.

¿Cómo redactar los contenidos de una web?

Centrándonos ahora en los textos, hemos de recordar una vez más, (y no será la última) que, como venimos dando la brasa desde el principio, lo primero es siempre el usuario. Quiere decir que ya quedó atrás en el tiempo esas técnicas de repetir hasta la saciedad un término para posicionarlo y de encontrarnos webs que parecían escritas en indio.

Por el contrario, partiendo de que tenemos un listado con palabras clave, tendremos que emplear todos los sinónimos posibles, redactar de forma exquisita, pero sin perder de vista que hay términos que no pueden faltar.

Ahí está la gracia. Para eso hay que ser ordenado y planificar qué palabras constituyen el mayor volumen de búsquedas. Recuerda que deberán estar siempre alineadas con nuestro negocio y deberán ser capaces de ofrecer contenidos que satisfagan al usuario.

Podemos dividir el contenido de nuestra web en las siguientes partes:

Encabezados y título

Por eso, aquellas palabras más estratégicas, serán aquellas que determinarán el título de la página.

Seguidamente haremos una serie de subdivisión de las mismas para dar origen a los encabezados H2.

Si os parece vamos a hacer un recordatorio sobre los encabezados. Para qué son y para qué no, así como dónde encontrarlos.

Esto sería como los apartados de un libro. El H1 seria el título del libro y los diferentes capítulos los H2.

Así que vamos a empezar por ahí.

Pongamos un ejemplo: Atacaremos el sector de la iluminación.

Imaginemos que vamos a poner en marcha una web para promocionar una empresa de venta de lámparas y similares. Y tenemos ya keyword research.

La home es la página de mayor autoridad, por lo que hemos de aprovechar esta circunstancia.

Naturalmente el título podrá ser : Venta de lámparas en Valencia. Con lo que si alguien busca ese término, si se cumplen un montón de circunstancias y los astros se alinean, nuestra página será la primera que aparezca.

El H1 en nuestra opinión debe de ser lo más similar al title para reforzar el término y dar coherencia a la página.

A partir de ahí, ya podemos empezar a definir los siguientes encabezados, es decir los H2.

Éstos, deberán de ser coherentes igualmente con el tema principal de la página. Imaginad una web cuyo títle y h1 versen sobre coches y en los H2 nos encontremos zapatillas o prendas de vestir que no estén relacionadas con los coches…

En el caso de la iluminación y, tras poner un breve texto explicando qué hace la empresa, pero de forma muy breve.

Nosotros personalmente estableceríamos los H2 siguiendo por las categorías de iluminación con mayor volumen de búsquedas.

En el caso que lo más buscado sea iluminación de exterior o interior, esos serían nuestros H2. Si las búsquedas van por la línea de lámparas de comedor, es ese caso, apuntaría hacia H2 del estilo “lámparas de comedor”, lámparas de dormitorios”, etc…

Pero cada caso va a venir determinado por un Keyword Research específico. Estamos hablando únicamente de un ejemplo cuyo fin es ayudar a ilustrar la finalidad de los encabezados que tan mal planteado está en un gran número de sitios web.

A partir de los H3, la importancia está más diluida y la finalidad tiene más que ver con ayudar al usuario que con el posicionamiento, aunque todo ayuda porque nadie sabe exactamente cómo funciona el algoritmo de búsquedas.

Los párrafos

Los párrafos son los textos que no son considerados como headings. Aquí hemos de tirar el resto. Hemos de hacer una redacción exquisita. Debe de ser clara, no tener párrafos extensos y contener las palabras clave y sinónimos.

Recordad que una buena redacción, con contenidos ricos en términos relacionados con el tema de la página, es clave para que los buscadores nos consideren como un buen candidato para ser mostrado en los resultados de búsqueda.

Esperamos, una vez más, haberte sido de utilidad. No obstante recuerda que, si te interesa esto del SEO y de crear páginas WEB (o encargar que te las hagan), dispones de diferentes formas de disponer de más información.

Tienes el Podcast, tal como te indicamos al pie de este post y también puedes contactar con nosotros directamente y plantearnos dudas, sugerencias o simplemente realizar comentarios sobre cualquier término relacionado con esta temática.

Este y todos nuestros posts los comentamos en las principales plataformas de podcasting. No te los pierdas.

Deja un comentario